Datos del Probador
Javier González

Nombre: Javier
Apellidos: González Martínez
Edad: 41 años
Profesión: -
Primer coche: Lancia Delta
Coche actual: Fiat Bravo
Aficiones: Fútbol y pádel

Fotos
Vídeos
Blog de Javier González
Mejor de lo que pensaba
6 de junio de 2011

Primeras horas como lector-probador del Toyota Auris. Primera impresión: es precioso, muy equipado y amplio. En eléctrico no suena nada y es difícil saber si está arrancado... y cuando entra el gasolina, el motor es muy silencioso. Suspensión algo dura, pero seguro que eso le ayudará a tomar bien las curvas. Seguiremos informando.

Muy bien en todos los terrenos
11 de junio de 2011

Aunque es la primera vez que conduzco un coche híbrido no me ha costado nada acostumbrarme al manejo del Auris HSD. Lo recorridos por ciudad me parecen ideales para este coche, con unos consumos realmente bajos –entre 4,8 y 5,5 litros cada 100 km-. La maniobrabilidad es buena, la visibilidad excelente y, como curiosidad, la pantalla para aparcar situada en el retrovisor me parece un muy buen invento. Eso sí, prescinde de sensor de parking, aunque con la cámara no es necesario. El puesto de conducción -más elevado que en otro tipo de coches de este segmento- hace que se divise lo que sucede delante con buena visibilidad. La ausencia de ruidos es otro punto a favor, ya que el motor de gasolina permanece mucho tiempo apagado y, cuando está en marcha, apenas suena.

Después de estar toda la semana por ciudad, por fin pude sacar el coche a carretera y probar de verdad de lo que es capaz este vehículo. He viajado de Burgos a La Bañeza y Astorga (León), casi 250 km combinando autovías, carreteras convencionales y secundarias y algún puerto. En carretera se muestra aplomado para su tamaño, ni un movimiento raro, ni una vibración. Las ruedas Bridgestone que monta son sorprendentes porque apenas emiten ruido de rodadura, o por lo menos no se transmite al interior, ofreciendo, además, un extraordinario agarre en curvas. En este viaje he procurado llevarlo a distintas velocidades para poner a prueba sus prestaciones y consumos. En toda la semana de prueba, el coche no me ha pasado de los 7 litros a los 100 km, cifra que no está nada mal para tratarse de un coche gasolina de casi 140 CV.


En carreteras secundarias es donde le puedo sacar un "pero", y es a la hora de adelantar. Poniendo incluso el modo Power (más deportivo), el coche se revoluciona bastante y da la sensación de perder mucha fuerza. Es probable que no sea una sensación real, pero parece que no corre todo lo que debería, sobretodo cuando estás realizando un adelantamiento. En las curvas he notado que balancea poco gracias a una suspensión con un tarado duro. El tamaño de las ruedas (en medida 215) ayuda también a obtener esa estabilidad. Sorprende lo bien que va el coche por pistas o carreteras en mal estado ya que, a pesar del tarado de la suspensión, absorbe bien las irregularidades del terreno.

Uno de los días llegamos a viajar cinco adultos en su interior. A todos les pareció cómodo excepto al que viajaba en la plaza central, donde hay poco espacio para las piernas (ya le dije que en el cualquier coche de este segmento resulta muy complicado). Aprovechando la reunión familiar tuve la ocasión de enseñárselo a mucha gente, y todos coincidían en lo bonito que es el coche y lo increíble que resulta moverse en modo eléctrico.


Como conclusión general, diría que es un coche ideal para ciudad y estupendo para rodar en autovías y autopistas y algún que otro puerto de montaña.


Yo, en mi caso, me lo compraría seguro.




bridgestone Demac