Datos del Probador
Raúl Fernández de la Cámara

Nombre: Raúl
Apellido: Fernández de la Cámara
Edad: 31 años
Profesión: Informático
Primer coche: Nissan Primera
Coche actual: VW Golf V
Aficiones: Modelismo, coches

Fotos
Vídeos
Blog de Raúl Fernandez de la Cámara

Sobre el Toyota Auris, y sobre el uso que le he dado estos días, en los que ha sido mi medio de transporte habitual, me gustaría comentar sus puntos fuertes, sobre su habitabilidad, es, a mi parecer un coche amplio, muy válido para el día a día, ya que te puedes mover por la ciudad con mucha suavidad siendo la conducción muy relajada por su baja sonoridad y un coche válido para desplazamientos por carretera ya que sus 136 CV son suficientes y resulta cómodo por suspensiones. Eso si, pesa algo más que un compacto ‘normal’ y eso se deja notar cuando le fuerzas al limite.


Sobre la forma de conducirlo, reconozco que te tienes que pasar por un periodo de aprendizaje, pues no es un vehículo que se deba conducir como los demás, pues si así lo hicieras no le podrías sacar todo el jugo. Una vez has aprendido, eres capaz de consumir muy poco e irte picando para reducir más los consumos. Además si lo haces bien, el coche te felicita cuando lo apagas con la palabra ‘Excelent’.


Sobre los puntos débiles que tiene, uno de ellos es el cambio, a mi parecer muy tardón en reacciones, ensombreciendo el buen hacer mecánico del motor, además creo que se podría mejorar el maletero, pues la batería le resta bastante espacio. No entiendo como aún así tiene doble fondo y rueda de repuesto de emergencia. Yo hubiera prescindido de ambas cosas por darle mayor capacidad del maletero.


Dicho esto, y a pesar de la opinión expuesta en los párrafos anteriores, sin duda, y dependiendo de la capacidad del maletero que necesite, me decantaría por un Toyota Auris o por un Toyota Prius, simplemente por una razón: el consumo record de su motor una vez has aprendido a utilizarlo, pues me llamo mucho la atención el bajo consumo, sobre todo, en el entorno urbano.


Los recorridos que he realizado son mucha ciudad donde el consumo rondaba los 4,2 litros de media, en carretera puedes mantener cruceros de 110 km/h gastando 3,8 litros y en conducción deportiva no eres capaz de pasarlo de 6,7 litros . Comparado con mi Golf, donde más se nota es en ciudad ya que en mi caso el consumo se puede llegar a disparar hasta los 6,5 litros .


También me ha gustado lo bien integrado que esta el motor eléctrico en el vano motor, apenas se nota. Abres el capó y ves todo bien acabado sin cables eléctricos desprotegidos y todo muy ‘colocadito’.


Por dentro me ha parecido muy atractivo moderno aunque usa plásticos demasiado duros y cuando les da el sol se oye algún que otro grillito.


Los asientos son cómodos para largos viajes y sujetan bien la espalda en curvas. Los faros de xenón me parecen que iluminan bien pero no llega a la calidad de iluminación de mi Golf. Además solo son de xenón para las luces cortas y no para las largas.


 

 




bridgestone Demac